iniestazo

Iniestazo

307 Views

El Chelsea tenía al Barça donde lo quería: un solitario gol de Essien a los nueve minutos de partido fue el inicio perfecto para la pizarra de Mourinho. A partir de ese momento el equipo londinense se echó atrás para defender con uñas y dientes un resultado que lo clasificaba para la final de Roma. El hipotético empate ponía al Barcelona en la final, así que la situación era de vida o muerte.

El Chelsea rozó la perfección. Ni una sola vez pateó el Barça entre los tres palos, pero en el descuento ocurrió el milagro: Dani Alves condujo el balón por la banda derecha como una gacela desbocada, lanzó a la desesperada un centro al punto de penalti que fue despejado de cabeza por John Terry. Eto’o se fue a por el rechace pero falló en el control, pero para fortuna del Barça la pelota le cayó a Messi en el vértice interno del área. La Pulga orientó el balón hacia la frontal y con la derecha asistió a Iniesta, quien esperaba en el semicírculo con los ojos inyectados en sangre. El impacto de primera del manchego fue potente y perfectamente colocado: Ni Michael Ballack, ni Ashley Cole ni Peter Cech pudieron hacer nada al respecto.

Algunos hablan de malas decisiones arbitrales e incluso de robo, pero todo eso es irrelevante. El Iniestazo es uno de los momentos más memorables de la historia azulgrana y fue el preludio para la tercera Champions del club.

Date

May 6, 2009

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies ACEPTAR

Aviso de cookies