El entrenador del Barcelona analizó el partido en el que su equipo se impuso por 2-1 al Getafe, destacando los aciertos y señalado los desafíos que hubo que enfrentar.

“Sabíamos que iba a ser un partido complicado. Venían de cuatro partidos seguidos sin encajar. Encajan una presión intensa y agresiva, hemos podido gestionar bien el balón. Es cierto que en algunas ocasiones no aciertas y el rival siempre tiene algo que decir”, dijo Quique Setién sobre el triunfo culé ante el Getafe.

“Hemos controlado bien, hemos hecho 55 o 60 minutos buenos. En la segunda parte hemos intentado salir con el balón, y cuando intentas progresar recibes una falta y toca volver a empezar. En algunos momentos hemos pasado algunos apuros”, añadió el entrenador.

En conclusión, Setién piensa que la victoria de su elenco fue “merecida” y se podría “haber conseguido algún gol más”. Además, se mostró comprensivo con las críticas desde la tribuna. “Es normal que se pongan nerviosos”, opinó.