Ambos clubes donaron conjuntamente 100.000 libras a organizaciones benéficas, que se vieron perjudicada por la falta de aportes derivados de los encuentros deportivos.

El Manchester United y el Manchester City realizaron un aporte conjunto de 100.000 libras a la agrupación Trussell Trust, que se encargará de distribuir la suma entre más de 1200 centros de asistencia social y alimentaria. La ayuda compensa la falta de las donaciones que estas entidades recibían en los partidos de la Premier League, suspendidos por la crisis del coronavirus.

“Estamos orgullosos del rol que cumplen nuestros hinchas al ayudar a los bancos de alimentos locales y reconocer el aumento de las demandas generadas por el impacto del coronavirus. En un momento de desafío para toda la comunidad, nos complace unirnos para darles una mano a los miembros más vulnerables de la sociedad en una Ciudad Unida”, expresaron los clubes en un comunicado conjunto.

Por su parte, Rachel Macklin, gerente de operaciones de Trussell Trust, explicó la difícil situación actual de los bancos de alimentos y agradeció el importante apoyo del United y el City.