El conjunto londinense tiene previsto realizar varias ventas para obtener esa cifra monetaria y así acometer los importantes fichajes que tiene en sus planes.

Leer también: El Chelsea quiere fichar a Layvin Kurzawa

El Chelsea ha sido asociado a una larga lista de nombres de cara al mercado estival. Con Timo Werner a la cabeza entre sus objetivos, los de Stamford Bridge parecen decididos a estar entre los grandes protagonistas de la ventana de pases y no solo por sus adquisiciones. El club también estaría dispuesto a deprenderse de varios futbolistas y obtener ganancias cercanas a los 180 millones de euros.

Según The Sun, en la rampa de salida de los blues están Tiémoué Bakayoko, Emerson Palmieri, Davide Zappacosta, Danny Drinkwater, Michy Batshuayi y Victor Moses. A todos ellos se les habría notificado su situación, indicándoles que busquen nuevos destinos.

De lograr tal objetivo, el Chelsea enfrentará el mercado con una solidez financiera de la que pocos podrán hacer gala, tras el impacto de la crisis generada por la pandemia.